Alesund día 4 en Noruega en el MS Vesteralen

//

Nuestra primera noche en un barco ha sido bastante movidita. El barco M/S Vesterålen no ha parado de moverse de un modo más brusco de lo que me hubiese gustado. 

Después del desayuno,  cuando zarpamos tras una breve parada, pudimos ver por fin los fiordos que tantas ganas tenía de ver.  

Impresionante fiordo en Noruega

Fiordos cerca de Alesund

La montaña se sumerge en el mar directamente

Debo decir que el paisaje es muy bonito pero casi que nos esperábamos más (es lo malo de crearte expectativas).  Aún así hemos disfrutado mucho haciendo fotos.

Frío en los fiordos de Noruega

 ¡Cuidado! Hay que abrigarse muchísimo para salir a cubierta porque la sensación de frío por aquí es importante (y eso que hoy hace un día espléndido).

Nieve en las montañas de los fiordos

Ya había o todavía, no lo sabemos, nieve en las cumbres de algunas montañas.

Más fiordos

Las granjas que ves en las laderas son preciosas.  Una curiosidad, es que a algunas sólo se puede acceder mediante barco.

Granjas en Noruega

Nos ha costado un poco eso de comer a las 13:30h pero estamos dispuestos a acostumbrarnos al horario del barco. La comida no es demasiado buena en general pero creo que la comida noruega deja mucho que desear por lo que no es culpa del cocinero del barco. De todos modos, con la variedad que hay, se come de un modo correcto.

Alesund en Noruega

Para ver Alesund teníamos una hora y tres cuartos por lo que salimos algo agobiados pensando que no nos daría tiempo, pero después descubrimos que puedes ver la ciudad completa en media hora.  El único atractivo como ciudad, es que tiene varios edificios de estilo Art Nouveau y puedes pasar un rato observando esos detalles que los diferencian de los demás.    A nosotros nos gustaron más los edificios de Praga y Bruselas.

La animada plaza de la ciudad

Eso sí, sin entrar a ningún museo evidentemente porque, aparte de que no da tiempo, a esta hora (17:00h) ya están todos cerrados.

Atardecer en Alesund

Otra zona de Alesund

Alesund nos pareció una ciudad un poco desangelada porque no había casi nadie por la calle y todas las tiendas y cafeterías ya estaban cerradas.  

Reflejos en Alesund

Sólo se veían abiertos los restaurantes. Parece ser que el acuario de Alesund es famoso pero está a unos 3,5km del centro y vimos que no daba tiempo a visitarlo.

Cuando nos cansamos de estar sentados en una plaza y ver pasar al pasaje de nuestro crucero dos o tres veces volvimos a embarcarnos en el MS Vesteralen.

MS Vesteralen de la compañia Hurtigruten

A las 19:00h, ¡a cenar! (hay que acostumbrarse al horario…). El menú en las cenas de Hurtigruten es cerrado y hoy estaba compuesto por trucha marinada acompañada de verduras y cordero también acompañado de verduras. En un principio te da la impresión de que los platos son escasos, pero una vez has terminado de cenar te das cuenta que la cantidad ha estado bien. Nos sorprendió no poder entrar con la taza del Hurtigruten.

Taza en los cruceros Hurtigruten

Esta taza la puedes comprar en el barco por 350 NOK (unos 44 Eur) y te permite tomar todo el café o té que quieras en el barco.  En un principio puede parecer cara pero es cierto que merece la pena si haces el recorrido largo ya que si tienes que pagar por cada té o café te saldría mucho más caro.

Todas las mañanas la tripulación pone a disposición de los pasajeros un planning con todo lo que se va a hacer durante la jornada incluyendo las excursiones para quien le interesen. En este folleto también indican cuándo se va a salir a mar abierto. Esta información para nosotros fue de interés extremo porque antes de salir a alta mar nos fuimos a nuestro camarote para que estuviese tumbada y preparada para el movimiento del barco. Hoy la salida a alta mar estaba prevista a las 23:00h.   

6 comentarios en «Alesund día 4 en Noruega en el MS Vesteralen»

  1. ¡Qué ganas de ir! aunque, la verdad, lo de 44 euros por una taza (incluso si puedes tomar todo el café que quieras)me sorprende. Supongo que es el precio que hay que pagar por estar en un sitio tan precioso.

    ¡Un saludo!

    Responder
    • Hola Alba,

      La taza es barata, así que imagínate lo que vale un café o un te. Nosotros compramos una taza para los dos y te puedo asegurar que le sacamos producción. Con que te tomaras 2 ó 3 al día en 5 días estaba costeada, como éramos dos en 3 días ya eran gratis.

      Saludos y gracias.

      Responder
  2. Hola chicos!!
    Me ha gustado mucho! Es un viaje que mi pareja tiene muchas ganas de hacer, me encanta la idea de dormir en el barco y a mí sí me compensaría fijo comprarme la taza para el café jajaja!!
    Seguiré leyendo vuestra travesía 😉
    Saludos!!

    Responder
    • Buenas,

      Seguro que la costeas, además el café es flojillo así que podrás tomar más todavía. Lo del barco tiene su punto idílico hasta que sale al mar del Norte y empieza a saltar sobre las olas.

      ¡Hasta yo me mareé el último día!

      Saludos

      Responder

Deja un comentario