Bélgica Día 1

Hoy hemos emprendido otro de nuestros viajes. El destino elegido es Bélgica.

Este pequeño país se encuentra en el centro de Europa, siendo fácil llegar desde él a otros países con los que limita como Alemania, Luxemburgo, Francia u Holanda, y por medio del eurotúnel a Inglaterra, en unas 3 horas.

Nosotros vamos a aprovechar para visitar alguna de sus ciudades y seguramente Amsterdam.

Hemos llegado a Bruselas sobre las 16:00.  En el aeropuerto nos estaba esperando nuestra amiga Patricia, que va a ser nuestra anfitriona en esta ocasión.  Su casa está en una situación inmejorable,¡¡¡¡¡desde su salón vemos el famoso Atomium!!!!!.

Como no habíamos comido, nos hemos tomado unas tapillas antes de empezar a patear este país. Entre ellas un mejunje color rosa, que lleva carne cruda, que se llama «Filet americain», que no está muy mal del todo.

Para empezar la aventura, nos hemos acercado a ver el Domaine de Laeken, que es donde está el Palacio Real, Serre Royales (es un invernadero de la casa real, pero sólo abre de Mayo a Septiembre), la torre japonesa y el Pavillion Chinois (estos dos últimos son retazos de la exposición universal de 1958).


Es muy curioso, ver lo grandísimo que es el espacio que ocupa una Expo, porque desde este espacio al Atomium, hay un trechillo andando, todo rodeado de un jardín precioso, con un césped que es una envidia para cualquiera que venga de un país tan seco como el nuestro.

Cuando nos hemos hartado de pasear por lo verde, nos acercamos a la zona del Bruparck, donde está el famoso cine Kinepolis, con chopocientas mil salas con versiones originales, Imax, reposiciones, conciertos y lo que se os ocurra. Pero allí principalmente se va a ver el famoso átomo de Hierro y el parque con representaciones de monumentos europeos a pequeña escala.

El Atomium, también se levantó para la Expo, pero les gustó y ya lleva 50 años en pie. Para esta ocasión, le han hecho una puesta a punto y han añadido luces para que se vea de noche.

Como ya nos habíamos pasado de la hora de cenar para esta gente, nos tuvimos que ir al centro de Bruselas para encontrar un sitio donde poder llenarnos la barriga,de paso vimos la famosa Grand Place.

Donde se encuentra el ayuntamiento, con una característica bastante peculiar, el edificio es asimétrico, hay mas ventanas en un lado que en el otro, las paredes al lado de la puerta es mas ancha una que la otra y cosas por el estilo.  La leyenda cuenta, que el arquitecto cuando se dio cuenta de la que había liado se tiró de la torre.

Justo enfrente, esta el edificio del museo de la ciudad, que es muy  peculiar, por la mezcla de estilos.  Siendo residencia de los reyes españoles y donde ahora se guardan los trajes del Manneken Pis.

Muy cerca, esta la famosa estatua del niño meón,  hay un par de historias sobre su origen, la primera que es el hijo de un archiduque que en medio de una batalla, se saco la churra y bañó a los malos y la segunda, que gracias  a la meada apagó una mecha de una bomba y salvó a la ciudad.

Ya apretaba el hambre, buscamos por la zona un sitio para llenar el buche, pero como era tarde para esta gente, nos tuvimos que conformar con unas típicas pitas de las que podemos encontrar en cualquier ciudad grande.

El cansancio empezaba a notarse, y como nos quedan muchos vueltas que dar nos fuimos a la «casa» a descansar

Si te gusta, compartelo:

7 Comentarios
  1. 17/04/2008
  2. 17/04/2008
  3. 17/04/2008
  4. 17/04/2008
  5. 17/04/2008
  6. 18/04/2008
  7. 18/04/2008

Nos gustan los comentarios. :)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Para comentar acepta la política de privacidad.