Bélgica Día 2

Nos ha costado un poco arrancar esta mañana, al final no hemos puesto el pie en la calle hasta las 10:30. Esa es una de las desventajas de dormir en casa ajena, pero después hemos ganado un montón de tiempo en llegar a los sitios.

La ciudad de Bruselas tiene todas las cosas interesantes relativamente cerca y con guía local más todavía.

Al primer lugar que hemos ido es al antiguo parque botánico de la ciudad, que ahora sea convertido en una zona de exposiciones y conciertos, muy cerca esta el monumento del soldado desconocido.

Como estamos en el país de los dibujantes de cómic, y le han dedicado un museo, no nos quedaba mas remedio que ir a visitarlo. Esta situado en la calle Pitufo, si si, la calle Pitufo, en un gran edificio diseñado por Victor Horta, el máximo representante del Art Nouveau, es el Gaudí de Bruselas.

Esta organizado en 3 plantas, en la baja esta la tienda, una biblioteca, un restaurante y una exposición en la que explica porque se hizo el edificio y como. En la primera hay originales de diferentes autores en un lado y en el otro «la galeria» que muestra un tebeo impreso y los originales que se usaron.

Lo mejor se encuentra en la segunda, donde hacen un recorrido por los dibujantes mas representativos belgas, pero lo mas curioso es como esta organizado, son comics, que muestran la evolución de sus estilos a lo largo del tiempo, con escenas de sus libros hechas realidad.

El postre son las muestras de los ultimos años del tebeo, incluso hay algo de Manara.

Por supuesto, que Lucky Luke, los Pitufos, Tintin y Spirou son los protagonistas absolutos.

El siguiente paso fue ir a la Plaza Brouckére donde esta el hotel Metropol, famoso por su interior y por la cantidad de famosos que han pasado por allí. Otro edificio famoso es uno del siglo XIX, que le han plantado encima un anuncio de Coca Cola encima que lo desgracia un poco.

Después de comer en la plaza, nos paseamos por la zona comercial de alrededor, compramos galletas, volvimos a la Grand Place para verla de día y buscamos a la niña meona, si hay una niña, desde el año 1985, es un poco violento verla allí agachada con todo al aire.

Como a las 18:00 cierra casi todo, no nos quedaba mas remedio que ir cerrando tiendas. Todavía nos quedaba por hacer una cosa típica de aquí, que es comernos un gofre.

Esta cara de deseo lo dice todo.

Al final acabamos en un Carrefour comprando salchichas típicas belgas para cenar.

Para terminar el día, cenita tranquila y película chorra.

4 Comentarios
  1. 18/04/2008
  2. 18/04/2008
  3. 18/04/2008
  4. 19/04/2008

Nos gustan los comentarios. :)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Para comentar acepta la política de privacidad.