Claves para descubrir Florencia y sus rincones más bellos

Florencia es sin duda una de las ciudades europeas con más obras de arte por metro cuadrado. Disfrutar de ella y descubrir algunos de sus rincones más preciados te llevará varios días. Por eso lo mejor es que vayas con calzado cómodo, te hagas con un buen mapa y consigas un alojamiento bien ubicado. Ten en cuenta que el centro histórico es muy pequeño y se recorre cómodamente a pie, por ello puedes optar por alojarte a 10 o 15 minutos del centro. Echa un vistazo al mapa de la ciudad para ver los barrios o mira, por ejemplo, en páginas como la de booking donde puedes ver una lista de alojamientos clasificados por zonas, precios, opiniones, etc.  

Conocer Florencia significa empaparse de arte e historia por lo que no se puede dejar de visitar la Galleria degli Uffizi, uno de los museos más importantes de Europa con obras de artistas como Rafael, Miguel Ángel, Leonardo Da Vinci, Botticelli, etc.; ni la Piazza della Signoria, el corazón de la ciudad.  Aquí era donde antiguamente estaba el David de Miguel Ángel, que actualmente se encuentra en la Galleria dell’Accademia.

David

Aprovecha para visitar el Palazzo Vecchio, el principal edificio de la plaza, y la Casa Museo de Dante ubicada a pocos minutos de allí. 

Palacio Vecchio y Piazza de la Signora

En lo que a iglesias se refiere no dejes de ir a la catedral de Santa Maria in Fiore y subir a la cúpula de Brunelleschi, ten en cuenta que la última parte de las escaleras es bastante estrecha y tiene mucha pendiente. Lo mejor es ir a primera hora para evitar las largas colas.

Duomo

Otras dos visitas obligadas son la iglesia de Santa Maria Novella y la espectacular Basilica della Santa Croce que dio origen al llamado síndrome de Stendhal.  Fue aquí donde el autor francés comenzó a manifestar los primeros síntomas de este trastorno al ser incapaz de absorber tanta belleza. 

Para quienes busquen algo de verde están los impresionantes Jardines Boboli  a los que se accede a través del Palazzo Pitti ubicado al otro lado del río Arno, el cual alberga en su interior una amplia colección de arte y distintos museos. 

Entre los rincones menos conocidos de Florencia está el “Corridoio Vasariano” del Ponte Vecchio, un pasadizo secreto creado por los Medici para conectar el Palazzo Pitti con el Palazzo Vecchio sin tener que mezclarse con el pueblo. Es necesario hacer una reserva con tiempo ya que son muy pocas las visitas que se hacen.   En la foto, son las ventanas de la parte de arriba.

ponte vecchio y el corredorio Vasariano

Otro imprescindible es el Parco delle Cascine, el más grande de la ciudad ubicado a orillas del río Arno. Aquí cada martes hay un enorme mercado en donde se pueden encontrar todo tipo de artículos de alimentación, anticuariado, ropa, etc. Otros mercados recomendables son el Mercato di San Lorenzo y el Mercato delle Pulci con artículos de segunda mano. Al atardecer puedes coger el autobús número 12 y subir al Piazzale Michelangelo y a San Miniato al Monte para disfrutar de unas vistas espectaculares de la ciudad.

Vistas de Florencia

Después de un largo día de turismo nada mejor que disfrutar del típico aperitivo italiano en uno de los bares de la ciudad. Una buena opción es “La Prosciutteria” especializada en embutidos y vinos italianos y en donde no se paga ni el cubierto ni el agua. 

vino italia

Sin duda la mejor forma de recorrer Florencia es a pie o alquilando una bicicleta, de hecho hay diversas empresas que ofrecen tours sobre dos ruedas. Si optas por una moto ten en cuenta que el acceso a ciertos sitios del centro está restringido.

Un comentario
  1. 01/04/2015

Nos gustan los comentarios. :)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Para comentar acepta la política de privacidad.