CÓMO IR A LOS CASTILLOS CÁTAROS

Parece una locura pero ir desde el sur de España al sur de Francia en coche es posible, eso si prepárate para tardar un mínimo de 10 horas si vas a velocidades legales.  Además es la única manera de poder visitar los castillos cátaros a tu aire o vuelas a Toulouse y alquilas un coche. Es la mejor forma de poder ver los castillos cátaros.

Ya os hemos hablado de este viaje en la entrada La Droga Viajera donde reflexionábamos de las razones para viajar y que significa para nosotros.

Si tenéis intención de ir desde el sur de España al sur de Francia en cualquier medio de transporte a motor, os recomendamos que evaluéis a que zona del país vecino vais.  No es lo mismo querer ir a París, Narbone, Toulouse o Niza porque os podéis varios cientos de kilómetros y las horas al volante se hacen largas.  Nosotros somos dos y nos íbamos turnando por lo que podíamos ir casi sin parar, nada más que lo justo para reponer fuerzas y repostar.  En total paramos 3 veces, una de ellas en Granada donde nos pusieron estas “tostadas” para desayunar:

Tostadas en Granada

Como nosotros queríamos ir a la zona de Languedoc-Rosellón decidimos que la ruta más optima era por la costa mediterránea porque queríamos hacer noche en casa de nuestros amigos Ricardo, Olga y Rubén que nos acogen cada vez que vamos por Cataluña.

DEsde-el-sur de-España a los-castillos-cataros

Eso sí preparad la cartera que los autopistas catalanas no son precisamente baratas.

LOS CASTILLOS CÁTAROS (QUÉRIBUS y PEYREPERTUSE)

Nos hemos levantado a las 7:00 para desayunar con Ricardo y Rubén  y así no estorbarles en sus quehaceres diarios.  Olga ya había salido porque entra a trabajar más temprano.  No contábamos con el atasco que había para cruzar Barcelona y hemos tenido que añadir una hora al itinerario que teníamos previsto.

Nuestro primer destino ha sido el castillo cátaro de Quéribus.  Como habíamos perdido tiempo, aprovechamos la autopista al máximo para intentar recuperarlo.  Este castillo se encuentra cerca de las localidades Maury y Cugcunan desde las que sólo hay que seguir los carteles para llegar al monte donde empieza la subida al mismo.  Cómo comprenderéis una vez abandonada las autopistas las carreteras se van convirtiendo en nacionales, comarcales  y finalmente en carreteras de alta montaña estrechas y serpenteantes.

CONSEJO: REPOSTAR ANTES DE ENTRAR EN FRANCIA, PUEDES AHORRAR MÁS DE 30 CENTIMOS POR LITRO DE COMBUSTIBLE

Hasta que hemos llegado a la loma del castillo he conducido yo y no me ha gustado nada.  Viendo que todo lo que nos quedaba de camino era de montaña decidimos que condujera Ismael que parece que lo disfruta.

Panel informativo

Cartel informativo que puedes encontrar en los castillos cátaros

Evidentemente no puedes subir en coche hasta la puerta y tuvimos que dejar el coche en un pequeño llano al lado de las taquillas, son unas ruinas pero te cobran, y a mi me parece bien porque así están mejor conservadas.   Hay un “pasaporte” que puedes comprar y te hacen descuentos en todos los castillos cátaros, abadías, iglesias, etc,… que visites no es caro (2 €) y con que visites 3 de los 21 que ofrecen ya le has sacado rendimiento porque te descuentan 1 euro.  Se puede comprar en cualquiera de las taquillas donde es valido.  Nosotros como siempre nos pasa con estas cosas no lo sacamos.

Castillo de Quéribus

Según un cartel que hay en el inicio del sendero de subida, recomiendan hacerlo con calma y que se tarda 20 minutos.  Supongo que teniendo 80 años y con bastón se tardará eso.  Si eres una personas “normal” en 10 minutos y si te paras a hacer fotos estarás tocando la muralla exterior.

Camino de acceso al castillo cátaro de Quéribus

Es más un bastión que un castillo porque es pequeño pero muy mono que se encuentra en un pico rocoso a 768 metros de altitud que hace que las vistas sean fantásticas de todos los valles de alrededor, montañas,… Se ve incluso nuestro siguiente destino el castillo de PEYREPERTUS.

Castillo cátaro de Perypertuse visto desde el de Quéribus

Está divido en tres recintos con un torreón en el último. Por mucho que lo quieran conservar las inclemencias y el tiempo han hecho su trabajo, desde el año 2005 se han hecho multiples restauraciones para que podamos disfrutar de una sala gótica, troneras, cisternas, chimeneas e incluso saladeros.  Se supone que incluso tuvo caballerizas, una casa feudal con varias plantas, un horno y una residencia con tres habitaciones.

Interior del torreón y de la casa feudal.

Interior del torreón

Ventana románica

Ventana románica

Hay que tener en cuenta que la primera vez que se puede constatar su existencia fue en el año 1020 y estuvo en uso hasta el año 1659 cuando se abandonó.  Esos siglos de existencia se notan en los materiales de las diferentes estancias, los estilos arquitectónicos  y en como se aprovechaba la roca para usarla en beneficio de la defensa.

Incluso bajamos a una zona donde habían excavado en la roca para hacer una despensa con ventanas desde las que podían ver si el enemigo se aproximaba.

Inspeccionando el interior del castillo

Si tenéis tiempo de sobra, os podéis parar en Cugcunan y visitar la iglesia de San Julian y Santa Basilia, el molino de viento “D´OMER” y el teatro Achille MIR.  Nosotros íbamos con prisa así que lo dejamos para otra ocasión.

Molino de viento en Cucugnan

Las carreteras que unen los dos castillos son bastantes estrechas y con muchas curvas lo que ha hecho que me maree y vaya todo el camino asustada pensando que si venía otro coche de frente no íbamos a poder pasar.  Ismael se ha enfadado un poco porque creía que no me fiaba de él pero no era verdad, hoy simplemente me ha pillado un poco más cansada de lo normal.

El siguiente destino de nuestra lista era castillo cátaro PEYREPERTUSE.

Este si que es un señor castillo  a 800 metros sobre el mar sobre una cresta caliza. Con una muralla de 120 metros que lo protege de incursiones por el norte mientras el lado sur está protegido por un acantilado y por una pared donde estaban las letrinas.

Vista desde el aparcamiento

Vista del castillo Cátaro

Está compuesto de tres partes: El recinto bajo y su torreón, el recinto mediano y el torreón de San Jordi desde donde se puede ver el de Quéribus que ya hemos visitado.   Había cuatro cisternas para que no faltara agua en el castillo, se pueden visitar la iglesia de Santa María, una vivienda con dos habitaciones, hay ruinas de edificios interiores, las escaleras de San Luis (Ojo, que resbalan una barbaridad), la capilla de Sant Jordi en el torreón y un machón o torre triangular.

Castillo de Perypertuse

Vista del castillo de Quéribus

Castillos Cátaros de Quéribus desde Perypertuse

Vista desde el Torreón

Desde el torreón del fondo hicimos la foto anterior.

Interior del castillo

Aparcamos al lado de las taquillas y cuando crees que vas a entrar directamente tienes que recorrer todo el lateral del castillo por medio del campo para poder acceder a él.  Te puedes encontrar con zonas como la siguiente.

Ladera del castillo cátaro de Peyrepertuse

Muralla norte sobre el acantilado

Muralla Norte del castillo de Perypertuse

Vista del lado sur

 

Lado Sur del Castillo de Perypertuse

En el interior de una de las viviendas

La capilla de Sant Jordi

Capilla de Sant Jordi en el castillo de Perypertuse

Me ha gustado casi más que el anterior y las vistas son espectaculares.

Para quien le guste la historia: Se menciona por primera vez en el año 1070, en 1285 fu residencia forzada de los notables de Perpignan para defenderse de la guerra entre Felipe el Intrépido y los catalanes.  En 1367 Carlos V, deja que que Enrique de Transtamere, pretendiente al trono de Castilla, se refugiase allí después de la derrota de Navarette.   En 1542 Peyrepertuse vuelve a estar en pie de guerra porque Juan de Graves se apodera de él pero lo apresan y ejecutan al poco tiempo.  Desde 1659 lo pasa igual que al de  Quéribus y deja de tener relevancia estratégica pero dejan una guarnición.  Fue abandona al principio de la revolución francesa y vendido como Bien Nacional en 1820.  Finalmente en 1950 comienzan las primeras campañas para consolidarlo como monumento.

Escaleras de San Luis

Escaleras de San Luis

Teníamos que estar antes de las 18:00 así que tampoco paramos en el pueblo de Duilhac pero parece que tampoco tiene mucho que ver.

Camino de Carcassonne

Ya sólo nos quedaba llegar a Carcassonne pero Ismael quería pasar por un desfiladero que había leído que era impresionante.  Y tanto que lo era.  Se llama Gorges de Galamús y es donde dos montañas se juntan mientras el río Agly ha moldeado un cañon. Para poder pasar hicieron una carretera arrancando trozos de roca de un lateral creando como cuevas abiertas por donde sólo cabe un coche.

Gorgés de Galamús

Con el día que llevaba hoy, ya os podéis imaginar el mal rato que pasé con un caída de cientos de metros a mi derecha, con la montaña a escasos centímetros del coche a la izquierda y encima era de doble sentido pudiendo venir un coche en sentido contrario sin espacio para apartarnos.  Afortunadamente para nosotros sólo vino uno y teníamos una especie de apeadero donde pudimos dejarlo pasar.

Rio Agly

Cuando por fin pude salir del coche estaba medio mareada y asustada, pero debo reconocer que el paisaje es alucinante pero deberían dejar que fuera en un único sentido para no pasar tanto miedo al atravesarlo como hacen en verano que lo regula la policía.  Hay un pequeño aparcamiento al final y puedes recorrer parte andando para hacer fotografías y asomarte a una ermita que se construyó en medio de una pared vertical.

Ermita en Galamús

Lo bueno y malo de estas carreteras es que atraviesan los pueblos y son muy antiguas.  La velocidad que puedes llevar no es muy alta aunque permite que disfrutes del paisaje y puedas ver los pueblecitos.  En muchos momentos, me recordaban las películas que hemos visto de las Segunda Guerra Mundial con sus callecitas estrechas y coquetas pero con el horror de la guerra en sus alrededores.  Parece que los pueblos han cambiado poco porque se ven tal y como  se recrean en esas películas.

Hasta es la visita que hicimos a los castillos cátaros.  Hay muchos más que se pueden visitar, escogimos estos dos porque son los que tienen más fama y nos pillaban de camino a Carcassonne.  Nuestra primera noche allí os la contaremos en nuestro siguiente diario.

Nota:  Llevamos todo el rato hablando de los castillos cátaros pero seguramente no sabrás quienes eran.  Pues fueron una orden religiosa que consiguió mucho poder en esta zona desde siglo  XI al XIII cuando los declararon herejes y se inició una cruzada contra ellos.  Sus líderes y más de 200 de sus seguidores fueron quemados por los cruzados en un gran fuego.  Si has leído el libro “EL OCHO” sabrás quienes son.  Si quieres saber más sobre Catarismo siempre tendrás la wikipedia.

 

11 Comentarios
  1. 25/11/2015
    • 25/11/2015
  2. 25/11/2015
    • 25/11/2015
  3. 25/11/2015
    • 25/11/2015
  4. 27/11/2015
    • 02/12/2015
  5. 25/12/2015
  6. 19/01/2017
    • 20/01/2017

Nos gustan los comentarios. :)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Para comentar acepta la política de privacidad.