Cómo ir a la capilla de Rosslyn – Edimburgo dia 3

Nos despertamos con ganas de aventura y como el tiempo acompañaba, nos tiramos a la calle en busca de un autobús de la linea 15 que es la mejor forma de ir a la capilla de Rosslyn, además de la más barata.

Cómo ir a la capilla de Rosslyn

Como os podéis imaginar nos equivocamos de parada pero una amable señora nos indico que teníamos que coger el que iba en sentido contrario.  El precio a pagar es de 1,20 libras independientemente de donde vayas o la distancia a recorrer.

A 10 Km de Edimburgo esta el  municipio de Rosslyn, mundialmente famoso por su capilla, que Dan Brown señalo en su obra «El código Da Vinci» como residencia del Santo Grial.

Este hecho ha provocado que se pasará de 10 ó 12 visitantes al día en verano a 2000.  Lo que les va a permitir restaurar la capilla antes de que se les venga abajo.

Como supondréis el interior y la cripta no tiene nada que ver, con la que Tom Hanks investigo en la película.

Esta iglesia ya era famoso antes de todo este revuelo, por la cantidad de símbolos paganos, como los hombres verdes, su vinculación con los templarios, su estructura y su historia.

Los hombres verdes, son caras de las cuales salen raíces de sus bocas, que son símbolo de fertilidad, en la capilla hay mas de 100.

La construcción fue idea de la familia Sinclair.  Su apellido se cree que proviene de Saint Grail, y el de la familia  es una cruz templaria.  Su estructura no tiene un estilo definido y no hay nada igual ni repetido en todo el edificio.

Otra peculiaridad es que dentro hay esculpidos un montón de animales y esta llena de simbología.   Lo más curioso es que haya maíz y cactus en edificio que se construyó en 1446 y estas plantas se descubrieron en America en 1492.

Nos dieron una charla en ingles de 30 minutos sobre todas estas historias que  fue muy interesante.  Cuando terminó de enumerar todo lo que la gente dice que hay debajo de la planta, dijo que incluso hay alguien que piensa que Elvis esta tambien por allí debajo.

La iglesia esta protegida por un gran armazón metálico para que la piedra se seque.

Después dimos un paseo hasta el castillo que esta hecho polvo.  El sitio es precioso y merece la pena.

El viaje ha sido en autobus, no puede mas tipico.

Cuando llegamos a la ciudad nos paramos en George St y merendamos en el Standing order que es un pub que era un antiguo banco.

Yo me pedí Haggis que es una especie de morcilla de  despojos de cordero con avena y macerada en el estomago del mismo bicho.

Os dejamos pronto que nos vamos a un tour fantasmagórico.

Para contestar a Cangingos,  seguimos enganchados al whisky matinal.

2 Comentarios
  1. 06/03/2009
  2. 07/03/2009

Nos gustan los comentarios. :)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Para comentar acepta la política de privacidad.