Los Doce Apóstoles y Melbourne día 3 – Viaje a Australia y Nueva Zelanda

Nos levantamos temprano para ver los verdaderos Doce Apóstoles. Recargamos pilas desayunando en una cafetería que había en la calle principal del pueblo y después cogimos la misma carretera de ayer pero en dirección a Melbourne para ir a ver lo que nos quedó pendiente ayer. Si lo que vimos entonces nos pareció precioso, lo que vimos aquí nos dejó impresionados. Toda la extensión tiene diferentes miradores para poder ver lo Doce Apóstoles desde diferentes puntos.

El mar en su máximo esplendor en Australia

El paisaje es una maravilla. Lo que más nos gustó es que todo está muy cuidado y respetando el encanto salvaje.

Para volver a Melbourne decidimos tomar la carretera del interior que tiene muchas menos curvas y así poder llegar antes. El chico del alquiler de coches nos indicó que no debíamos coger las tolls (peajes).

Carretera australiana

Como podéis ver las carreteras estaban abarrotadas.

Al parecer, tienes que pagar una cuota fija al mes para poder utilizar estos peajes y después pagas un variable dependiendo de las veces que hayas pasado por ellas. Según pudimos ver cuando nos acercamos a la ciudad, son circunvalaciones que descongestionan el tráfico y permiten cruzar la ciudad más rápidamente y sin tantos atascos.

Cuando llegamos, nos costó muchísimo encontrar una gasolinera para llenar el depósito del coche ya que debíamos devolverlo lleno. Afortunadamente, anteayer pasamos por una mientras caminábamos por la parte norte alrededor del parque donde se encontraba el museo y decidimos rodear esa zona hasta dar con ella.

El resto del día nos dedicamos a recorrer la parte que nos quedó por visitar de la ciudad. En la ribera del río Yarra puedas dar un paseo muy agradable.

Rio Yarra en Melbourne

Además, nos ha hecho un tiempo fantástico con mucho sol y mucha gente ha optado por irse a tomar un refresco por la infinidad de bares que hay por allí. Por otra parte, es Sábado, por lo que el ambiente festivo era patente. Nos acercamos a la plaza más famosa de Melbourne, la Federation Square y nos quedamos alucinados al comprobar que estaba llena de banderas españolas.

Después recordamos que hoy es el día de la hispanidad (12 de Octubre). Lo curioso del asunto es que también es un día festivo en Arabia Saudí, por lo que montaron un escenario donde estaban bailando los hombre saudíes mientras las mujeres estaban haciéndoles fotos.

Federation Square

En un stand había mucha gente repartiendo botellines de agua a todo el que pasaba por delante. Los botellines tenían unas etiquetas en las que aparecían versículos del Corán.

Desde allí continuamos nuestro paseo y cruzamos el río. Por la otra ribera también hay muchos bares de diferentes clases y todos estaban repletos de gente.

Usando la luz solar para tocar música

 

La verdad es que el día era ideal para salir a pasear y a tomar algo con los amigos y/o la familia.

Ipaelo en Melbourne

 

En uno de ellos nos paramos a tomar unos perritos con una cerveza que nos supo a gloria porque el hambre ya apretaba. Otro motivo por lo que estaba tan animada era que hoy se celebraba la marcha zombie.

Zombie day Melbourne

Esta marcha se está realizando en diferentes ciudades del mundo. Lo único que hay que hacer es disfrazarse de zombie, tener ganas de pasarlo bien e ir al lugar de reunión que marquen en cada ciudad para pasear todos juntos e ir asustando y bromeando con todo el mundo. Hubo un momento en el que nos pareció que nos transportábamos a Japón por la cantidad de japoneses que nos cruzamos disfrutando de las bromas con los zombies. Ya sabemos la afición de los japoneses en general a este tipo de cosas.

En esa parte de la ciudad también hay un casino tipo Las Vegas con cine, teatro y tiendas de diferentes firmas de moda.

Casino Crown en Melbourne

Cuando nos cansamos, volvimos al centro a tomarnos un zumo. Después de volver a patearnos la ciudad, volvimos al hotel con la intención de hacer un poco de ejercicio y estirar las piernas después del día de coche de ayer. En el Flastag Garden pudimos hacer tablas de ejercicio muy a gusto, con música acompañándonos y con mucha gente porque había una fiesta rave un poco más adelante.

Después ya sólo nos quedaba descansar porque al día siguiente salíamos rumbo a Nueva Zelanda y teníamos que levantarnos ¡a las 04:30h!

En el canal de Flickr hay más fotografías que no se han publicado en esta entrada de todo el viaje.

Nos gustan los comentarios. :)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Para comentar acepta la política de privacidad.