Paris dia 4

Hoy era el día Disney.

Teníamos que ir a 32 Km. de París , lo mas fácil, hubiese sido contratar una excursión con una agencia, pero era mas divertido buscarnos la vida.

Tras las investigaciones previas, sabíamos que teníamos que coger la línea RER número 4 hasta el final, y que la podíamos coger en la estación de metro de Chatelet. Estimamos que el viaje duraría entre 30 y 40 minutos. Como queríamos estar temprano nos levantamos a las 07:30, mientras desayunamos, cogimos el metro, sacamos las entradas y pasamos dentro eran las 10:30.

En realidad, hay 2 parques: Walt Disney Studios y Disneyland Paris, la entrada combinada cuesta 54 € y la individual 44 €, por supuesto compramos la combinada. Mari Carmen ya había estado en el Disneyland, además a mi me llamaba mas la atención el Studio.

Es muy diferente el planteamiento de uno al otro, el Walt Disney Studio, es para un público más adulto, con más espectáculos que atracciones.

Estábamos situándonos con el plano del parque, cuando vimos a gente correr hacia un edificio, por supuesto, que nos fuimos a ver que era. Estuvo gracioso, era una película interactiva sobre la historia del cine, pasando por Buster Keaton, Charles Chaplin, la guerra de las galaxias, etc…

Saliendo de esto, había cerca otro show, hicimos de extras en una escena de Armagedon, donde estuvimos en el choque del meteorito con la estación MIR, fuego, agua, crújidos,etc… Bastante divertido.

La verdad que esta muy sincronizado, salías de un show y podías ir a otro o a la cola de otro.

El siguiente fué Motor auction stunt show o algo así, dura 35 minutos mas otros 30 de cola, es muy muy muy recomendable, lo interesante es que lo que hacen en introducirte en el rodaje de una película, pero la parte de los especialistas. Persecuciones, saltos,derrapes, trompos, caballitos con motos, picados,derrapes,etc….

No os quiero desvelar los truquillos que utilizan, por si alguna vez vais a verlo.

Después de esto, me subí a la montaña rusa mas alucinante que me he subido nunca, Rock ´n´ Roller Coaster con AeroSmith, es donde mas he gritado en mi vida y mas vueltas he dado en menos tiempo, me gusto muchísimo.

Además nos subimos en una especie de trenecito, que te paseaba por diferentes escenarios, cosas de atrezzo y coches que Disney ha usado en algunas películas, si tenéis tiempo lo podéis hacer, pero tampoco pasa nada si os lo saltáis.

Entre una cosa y otra, vimos una pequeña cabalgata con los personajes clásicos.

Paseamos un rato, por la zona dedicada a la animación y como el tiempo se nos venia encima, nos fuimos a Disneyland.

Intentamos comer en Frontierland, pero después de esperar 15 minutos, nos fuimos y comimos en un mexicano de comida rápida. En esa parada, nos dimos cuenta que solo teníamos 3 horas, para ver el parque, ese día cerraban 1 hora antes.

Este parque esta pensado por y para los niños, lo único que se sale un poco del guión es la parte de Discoveryland, lo demás es sencillito.

Vimos una atracción de Piratas del Caribe, que eran una especie de barquitas visitando la cueva de unos piratas, de camino vimos la casa de los Robinsón, el barco del capitán Garfio, los jardines Alicia en el País de las Maravillas, una pequeña ciudad árabe de Aladin y cosas por el estilo.

Al pasar delante de «It´s a small world» no pudimos evitar entrar, para los seguidores de Padre de Familia, es donde encadenan a Stewie cuando se pierde en el parque, es un coñazo, pero como seguidores de la serie teníamos que hacerlo, son muñecos de con los trajes del mundo cantando una canción repetitiva una y otra vez. Es un clásico.

El tiempo se nos acababa, yo quería ir a la atracción de la Guerra de las Galaxias, todavía teníamos que ver algo de la zona de los clásicos  y hacer las típicas compras.

La verdad, que si no eres un friki,no merece la pena perder el tiempo en lo de StarWars, pero a mi me gusto, jeje.

En Fantasyland, solo nos dio tiempo, a ver el castillo de la Cenicienta y subir al trenecito de la Bella Durmiente.

Nos fuimos a comprar las cosillas típicas, y dentro de una de las tiendas nos sorprendió la cabalgata final, con un montón de luces de neón, los príncipes y princesas de Disney, Micky,Minie y muchisima gente bailando.

Eran las 19:00 y el parque cerró, así que no nos quedaba otra cosa que hacer que coger el tren de vuelta a Paris.

Llegamos reventados, soltamos la mochila y nos fuimos a hacer el clásico de nuestros viajes: EL INDICE BIG MAC.

Teníamos un Mac Donald a 50 metros del hotel, el sabor es el mismo, pero el tamaño es muy pequeño, como nos quedamos con hambre, me acordé que había visto cerca del hotel una creperia que en un cartel enorme ponía «LOS MEJORES CREPES DE PARIS», se lo dije a Mari Carmen y para allí nos fuimos.

QUE PEDAZO DE CREPÉ, nos compramos uno cada uno de Nutella,porque la Nocilla aquí como que no. Imaginaros como era, que me tuve que dejar medio.

Por si os interesa, esta en una esquina de los grandes bulevares, cerca del Hard Rock, y de precio muy bien.

Si te gusta, compartelo:

Nos gustan los comentarios. :)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Para comentar acepta la política de privacidad.