Bélgica Día 7 (Namur y Dinant)

Bueno, os voy a contar un poco el día de ayer. Fue el día de las ciudadelas medievales. Estos edificios defensivos se situaban en sitios privilegiados desde donde podían divisar enormes extensiones de terreno, da la casualidad que las dos que visitamos estaban ademas orientadas a los unicos puentes que unían Flandes con Francia y Alemania.

Primero visitamos Namur, que ademas de ser la cápital, le da nombre a la provincia donde están las dos. Pertenecen a la zona llamada Valonia, que esta al sur de Bruselas, al contrario que Brujas ó Amberes, son francófonos.

En este lugar, ha habido presencia de humanos desde hace 100.000 años, pero lo mas curioso es que Julio Cesar, derrotó a una coalición de tribus belgas en este lugar, estableciendo un bastión, que daría lugar a lo que se hay ahora.

Lo mejor, es la ciudadela, que en su parte superior, se conserva un teatro romano y un pequeño circo.

Se conserva bastante bien y se pueden hacer diferentes tipos de excursiones: Varios paseos con descripciones recorriendo diferentes Eras (lo que hicimos nosotros),  una vuelta por los tuneles de la Edad Media y incluso hay un trenecito que te hace los recorridos a píe.

Es importante ver lo bien conservado que esta el puente levadizo y la reconstrucción de la maquinaria que lo accionaba.

No nos paramos mucho, porque queríamos visitar también la de Dinant.

Antes de subir, visitamos la iglesia que esta a los pies.

No te esperas las vidrieras que tiene dentro.
La ciudadela esta situada a 100 metros sobre la ciudad, se puede subir de dos formas: con esfuerzo (408 escalones) o sin él (teleférico).

Como llevábamos una lesionada usamos la segunda opción.  Cuando llegas arriba, la visita se hace de forma guiada, lo cual no me suele gustar.  Un hombre mayor nos preguntó en que idiomas hablábamos, pero al decirle español, nos dió un panfleto para los tres.  Resultó ser muy simpático, conseguíamos entender sus bromas gracias a nuestra traductora particular y a los carteles en ingles que habia en cada estancia.

Este castillo, lleva allí desde tiempos inmemorables, todos los conflictos que han ocurrido en la zona han tenido alguna batalla en este lugar, incluso en las dos grandes guerras.

En este diorama, se representa lo que ocurrió en ese mismo lugar en la primera guerra mundial, 70 soldados (12 alemanes y 58 franceses) murieron luchando por su vida con los que les quedaba, que eran las bayonetas.

Nos llevaron a las celdas y a las zonas de tortura y ejecución.

Este puente, es el que se protegía desde el castillo para evitar su bloqueo y que pudieran atacar desde él.

También, te muestran diferentes estancias, el patio de armas, la panadería, la cocina, los dormitorios de los soldados, una colección de armas desde el siglo X al XX, pero lo más interesante esta después.

Han recreado una trinchera de la Primera Guerra Mundial, con los huecos para dormir, las vistas, los sonidos, los temblores del suelo con las bombas, los uniformes y realmente piensas lo duro que tenía que ser luchar en esas condiciones.

De pronto,nos pregunta si alguien ha bebido cerveza, contestamos todos que no. Sonríe y dice «Ya veremos» .

Podéis ver, como nos agarramos a las barandillas, parecía que todo se movía, la situación era un poco rara. Lo que quieren representar, es como quería una trinchera que se derrumba.  Toda la sala tiene un inclinación de 30 grados, menos el agua y esto te despista.

En ese momento acabó la visita, que nos dejó gratamente sorprendidos.

De vuelta a Bruselas, a comernos un gofre, nos pasó lo que os conté ayer.

Dos ultimos apuntes, esta cerveza se hace Dinant y allí nació el inventor del Saxofon.

Si te gusta, compartelo:

2 Comentarios
  1. 25/04/2008
  2. 26/04/2008

Nos gustan los comentarios. :)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Para comentar acepta la política de privacidad.