Recomendaciones para viajar a Cuba por libre

Quería escribir esta entrada cuando el viaje a Cuba estuviera reposado y reflexionado. Viajar a Cuba por libre es una aventura interesante. Aunque actualmente es bastante más sencillo que hace varios años, también tiene su punto excitante y de dificultad.

No hay una sola Cuba uniforme como pudiéramos pensar. Dependiendo de por dónde te muevas la irás descubriendo. No tienen nada que ver los resorts de Varadero con la vida de los cubanos de los cafetales, o el acoso al turista en La Habana con la tranquilidad de Cienfuegos.

Qué ver en Cuba

No os equivoquéis al pensar que Cuba es sólo una isla caribeña donde pasarte el día con la pulserita bebiendo ron en la playa.   Si vais a ir a hacer eso, os podéis ahorrar los kilómetros y las horas de vuelo y quedaros en Chiclana de la Frontera.   La Habana es una ciudad vibrante llena de turistas, de historia, sitios que conocer y museos que visitar.

Parlamento cubano

En Santa Clara podrás aprender todo lo que quieras sobre una de las figuras más importantes de la revolución cubana: Ernesto “Ché” Guevara.  Podrás encontrar referencias a él en toda la ciudad.

Mausoleo al Ché

La arquitectura colonial te hará retroceder años en la historia de día  y la marcha nocturna de Trinidad te atraerá y disfrutarás de una tranquila ciudad que por la noche baila al son más cubano que podrás encontrar.

Centro de Trinidad en Cuba

En Cienfuegos supuestamente teníamos que pernoctar porque estaba cerca de la Bahía de Cochinos que queríamos visitar y nos encontramos con un centro histórico plagado de edificios que son patrimonio de la humanidad y un café teatro donde bailamos y bebimos como un cienfueguense más.

El Valle de Viñales te sorprende y sobrecoge, el llamado valle del Silencio, hace honor a su nombre y rodeados de cafetales y otros cultivos no se oye absolutamente nada.  La naturaleza exuberante hace que pasear por él sea algo que merezca la pena.  Los mogotes que salpican el valle te dan la sensación de que en cualquier momento un dinosaurio aparecerá en el horizonte.

Mural de la Prehistoria en Viñales

Y por supuesto, los famosos Cayos y Varadero playas tropicales de aguas transparentes y arena blanca.

Qué comer y beber en Cuba

Lo bueno y lo malo de Cuba se refleja en la comida.  No hay muchas opciones pero lo que hay es sencillo y muy fresco.  Cuando nosotros estuvimos acababa de pasar un huracán hacía pocas semanas, las gallinas estaban estresadas y en algunos sitios era muy difícil encontrar huevos.  La ternera y carnes rojas no suelen estar disponibles y mucho menos para los cubanos.

Para nosotros lo mejor fueron los desayunos, rebosantes de fruta fresca y zumos.

Desayuno Cubano en Santa Clara

Las comidas solían ser un pescado o pollo a la parrilla o ensartados en pinchos a la brasa. También encontrarás pizzas muy baratas y bocadillos que solían estar bastante buenos y llenan bastante.  También hay una especies de estofados que siempre van acompañados de los famosos frijoles negros con arroz y verduras.

En las zonas más turísticas es posible encontrar otros platos más elaborados como langostas que no suelen estar mal de precio y si estás en la costa (algo que no es difícil) también podrás pedir pescado.

Langosta Cubana

Os recomendamos que probéis los pasteles y helados que consumen los cubanos, son sencillos, con sabores que os llevarán a la infancia como fresa, vainilla, chocolate y de frutas tropicales como guayaba.  No encontrarás sabor a nutella, carapino o esas cosas que últimamente vemos.

La bebida nacional cubana es el ron.  Lo podrás consumir solo, con hielo, con refrescos o en cócteles.  Nuestro preferido: la Piña Colada.  Además, como tienen piña fresca sin dificultad, suelen estar buenísimos.  Tened cuidado porque cuando te descuidas estás bailando y te dan las mil sin darte cuenta.

Cockteles cubanos

Para los que no les guste el alcohol, no podemos dejar de recomendaros los zumos.  Sobre todo los de frutas que no se pueden encontrar como la guayaba, el mango o el maracuyá.  No pidas de naranja que no lo vas a encontrar y si tienen no proviene de la fruta si no de un concentrado importado.

Alojamiento en Cuba

Tenemos dos formas primordiales de dormir en Cuba:

  • Hoteles de Lujo
  • Casas Particulares

Otro tema es si queremos o no dormir porque también te puedes pasar la noche bailando dependiendo del pueblo o la ciudad que visites.

Hoteles de Lujo

Tienes para elegir los que quieras sobre todo en las zonas más famosas como La Habana o Varadero.

En ellos encontrarás aquello que hay en todos los hoteles de lujo del mundo. Servicio de 5 estrellas, piscinas, aire acondicionado, bebidas de casi cualquier marca, desayunos pantagruélicos, etc…

Incluso tendrás el famoso todo incluido de la pulsera en alguno de ellos.

No te vamos a descubrir nada que ya no sepas.

Tendrás el plus del buen hacer cubano con respecto al servicio y no te faltarán sonrisas y amabilidad.

Casas particulares

Esto sí que es interesante y en algunos casos te llevarás gratas sorpresas por el precio que vas a pagar. Además si hablas con tu primer anfitrión te puede ir recomendando hospedajes en los siguientes destinos porque entre ellos se ayudan.

Normalmente, no incluyen el desayuno pero por el precio que se suele pagar por él merece mucho la pena contratarlo (entre 5 y 7 CUC por persona). Comerás y beberás comida fresca y recién hecha con maravillosos zumos exprimidos momentos antes de ponerlos en tu mesa.

Por nuestra experiencia, os lo recomendamos al 100×100.

Con este enlace tendréis un descuento en AirBnb de 25 € si gastáis más de 65 € o un descuento de 9€ si es menos de 43 €.

Nosotros dormimos en un coqueto apartamento en el barrio de Vedado en La Habana con unos anfitriones con los que teníamos charlas muy interesantes y no pararon de hacernos recomendaciones.

En una antigua casa colonial en Santa Clara (Casa de Héctor) desayunábamos en un jardín donde los colibríes se alimentaban al mismo tiempo que nosotros. Para reservar en este sitio, no hay otro modo que llegar mediante recomendación de algún cubano. Nosotros fuimos recomendados por otro propietario que nos mandó allí. No tenemos fotos de la fachada, pero la casa era muy parecida a ésta: La casa Verde.

También disfrutamos de dos días de estancia en un coqueto mini hotel (Villa Lagarto) con piscina en Cienfuegos en la punta del Malecón con una tranquilidad y un trato exquisito. Un día comimos allí con vistas al mar y nos trataron como si hubiésemos estado en un 5 estrellas superior. Tienen unas hamacas colgadas en las puertas de las habitaciones en las que te tumbabas y entre el meneillo, la tranquilidad y el sonido del mar te quedabas dormido rápidamente.

Hamaca cubana

En Viñales, hay cientos de opciones y la casa particular en la que estuvimos no estuvo mal, sobre todo el desayuno, pero los dueños eran pesados con el tema de que contrataras con ellos excursiones. El desayuno fue brutal y teníamos de todo para elegir. La habitación estuvo bien pero carecía del encanto de las anteriores. Podéis encontrarla en Airbnb como Casa Nenita. Recordad el enlace con el descuento para Airbnb.

Diferencias entre CUP y CUC

En Cuba se manejan dos tipos de monedas el CUP y el CUC. La diferencia es muy sencilla, el CUP es para los cubanos y el CUC para los extranjeros. Lo que no quita que puedas pagar con CUC en casi cualquier sitio y que te sea difícil conseguir CUPs como extranjero.

El CUC es llamado oficialmente peso convertible y el CUP es el peso cubano.

CUC o peso cubano convertible

El cambio entre ellos es 1 CUC = 25 CUP por lo que tienes que tener cuidado con los cambios ya que te la pueden y, créeme algunos lo intentarán, darte CUP por CUC. O decir un precio en CUP y después decirte que son CUC.

Los cubanos suelen cobrar en CUPs, excepto los que trabajan con extranjeros que lo hacen en CUCS por lo que os podéis imaginar las diferencias que ya se están produciendo por este hecho.

Alquilar un coche en Cuba

Amigos, aquí empieza lo divertido. En Cuba la única empresa de alquiler que hay es estatal, por lo que los trabajadores son funcionarios. Además los coches de los que disponen son limitados y casi todos en condiciones que no pasarían una inspección técnica en Europa.

Apuran la mecánica de los coches al máximo, al igual que las ruedas o componentes, así que te recomendamos que revises profundamente el coche antes de recogerlo.

Os dejo una lista imprescindible si no queréis tener problemas después:

  1. Rueda de repuesto inflada correctamente.
  2. Elevador del coche que esté engrasado y funcione.
  3. Todas las puertas y portones deben cerrar correctamente.
  4. No tenga ningún accidente.
  5. Los frenos no chirríen de gastados.
  6. No haya nada suelto y que suene al arrancar

Los coche suelen tener muchos kilómetros y con soluciones “resueltas” a problemas mecánicos. Esto se debe a que no suelen tener piezas de recambio y los arreglan como pueden.

Conducir en Cuba

Podéis leer nuestro relato: EL Pinchazo Cubano y aprender de nuestra experiencia conduciendo por las carreteras cubanas.

En la carretera verás carteles que intentan que el impulso revolucionario no decaiga 50 años después.

Cartel de Fidel Castro

El paso del tiempo en Cuba

Suele ocurrir en países donde el calor y la humedad son cosas del día a día. El tiempo pasa de forma diferente y a ritmos distintos. Ya nos pasó en Egipto y en la isla caribeña volvió a ocurrir.

No todo el mundo tiene que tener esa sensación de siempre ir tarde o de que se nos ha olvidado algo.

Estás en Cuba, relájate y disfruta del entorno y de esa forma pausada de vivir.

Resolver

Es el verbo que tenéis que aprender antes de ir a Cuba. A eso se dedican la mayoría de los cubanos, a resolver. Lo utilizan como sinónimo de solucionar, en algunos casos, y en otros a cómo buscarse la vida para poder vivir.

Los cubanos

Lo mejor y lo peor del viaje. Hemos tenido conversaciones con dueños de las casas donde nos alojamos que recordaremos siempre pero también hemos sufrido intento de engaños continuos o pequeños timos en la calle.

Sobre todo en los lugares más turísticos encontrareis a personajes que su única forma de ganarse la vida es acosar al viajero con llevarte a locales para comer o dormir o directamente pidiéndote algo. Si tienen que mentir para llevarte, lo harán. Incluso hay zonas en lo que te das cuenta de que sobras o que no esperan que haya allí un extranjero paseando y cotilleando en sus cosas.

Sin embargo, el cubano es solidario y siempre va a intentar ayudarte, como nos pasó cuando el coche que alquilamos reventó una rueda en mitad de la selva en un parque natural.

Son agradables, muy educados, charlatanes y curiosos. No van a tener problemas para hacerte una pregunta directa, sacarte a bailar o entablar una conservación sobre la política de tu país o el suyo (sé respetuoso con lo que preguntas y la forma en la que lo haces).

 

5 Comentarios
  1. 03/03/2019
    • 03/03/2019
  2. 08/03/2019
    • 12/03/2019
  3. 12/03/2019

Nos gustan los comentarios. :)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Para comentar acepta la política de privacidad.