Barrio de Harajuku, parque Yoyogi, Takeshita Dori. Japón día 5

Cualquier día de estos reventamos, el hilo musical del hotel, empezó a sonar a las 06:30 y estaba escribiendo a las 2 de la mañana todavía.  Nos esperaba el parque Yoyogi y Takeshita Dori así que nos costó mucho salir a la calle.

El día de hoy lo dedicamos a pasear y descubrir el barrio de Harajuku.  Es conocido por ser uno de lo más divertidos e interesantes para los que nos gusta lo friki, diferente o alternativo.  Además de estar lleno de museos, parques y gente como no podía ser de otra manera en Japón.   Lo más recomendable es visitarlo los Sábados o Domingos por la mañana por lo que vamos a contaros en este artículo.

Para nosotros es uno de nuestros lugares favoritos desbancando a Times Square.  Básicamente podemos dividir la visita en dos: Parque Yoyogi y Takeshita Dori.

 

Habitación tradicional de hotel japonesa

Antes de empezar se nos olvidó contaros que el Hotel Edoya tiene unas habitaciones bastante particulares.  Nosotros queríamos compartir la experiencia de dormir como una familia japonesa, así que solicitamos ese estilo.  Era una estancia muy espaciosa, con una pequeña entrada con un lavabo donde dejar los zapatos y calzarte unas zapatillas que te regalan.  Además tenías un retrete separado con sus zapatillas rojas para usarlas sólo cuando entres allí, separada por una puerta de la bañera/ducha.

Habitación hotel Edoya

Después estaba la habitación en si, en la que dormimos en un futon el suelo con una almohada de bolitas que crees que es incomoda pero nosotros nos despertábamos sin dolores de espalda y repuestos para el día siguiente.  Teníamos también una especie de salita con sofa, tele, nevera, calentador de agua y vasitos para hacernos un té.

El desayuno era «especial» porque no esperes algo continental o europeo.  Ensaladas, huevos, sopas y pescado…

Parque Yoyogi

Nada más bajarnos del tren, que dependiendo de dónde tengáis el hotel en Tokyo puede ser una linea u otra (seguramente la Yamamote que es circular os acerque a la estación de Harajuku), entramos al parque para hacernos una idea de que íbamos a ver en esta jornada.

Entramos por una enorme Tori que había en una esquina que daba la bienvenida al parque.

Tori en Yoyogi

Y nos encontramos con una pared de barriles de Sake que las empresas donan para pedir buena fortuna, cuando los ves allí y no sabes para que sirven te pasas un buen rato dándole vueltas a la cabeza pensando que qué hacían allí.

Barriles de Sake

No esperábamos lo enorme que era y todo lo que se puede uno encontrar en su interior: El templo sintoísta más importante de Tokyo, un museo, zonas de esparcimiento con rockeros, gente disfrazada, otros haciendo deporte, grupos de música y de teatro, una fiesta house, familias con niños, malabaristas y un montón de cosas más.   Los domingos es una zona donde se reúnen varias tribus urbanas para pasar el rato con amigos.

Parque Yoyogi en Tokyo

Hay algo que repite en todas las culturas, las bodas y como no podía ser menos nos cruzamos con varias que iban a casarse al templo y aprovechaban para hacerse fotos.

Boda japonesa

Estuvimos hipnotizados viendo a los rockers de Yoyogi bailar sus coreografías y después nos dimos cuenta que daba igual el estilo que todo grupo que tocaba allí tenían bailes que los acólitos repetían a las ordenes del grupo o del cuerpo de baile que los organizaba.

Rockers at Yoyogi Park

A este grupo le compramos una maqueta, le pegaban al trashmetal una cosa bestia.

Heavy en Yoyogi

Y unos metros más adelante nos encontramos una Rave con música electrónica llena de grupis de los dos sexos vestidos de rosa moviéndose totalmente sincronizados con una pasión desatada pero totalmente perfecta.

Rave en el parque Yoyogi

Fiestón en el parque Yoyogi

 

Sentimos mucho la calidad del vídeo pero es lo que teníamos hace 10 años.

En el otro lado de la calle, cruzando un puente peatonal había una gran explanada donde había una especie de mercadillo y un montón de gente haciendo diferente cosas.  Un señor mayor vestido de colegiala haciendo bailes a su rollo, otra persona haciendo magia pero sobre todo había grupos haciendo obras de teatro.   La gente que iba paseando iba parándose en lo que le llamaba la atención y así iban pasando el día.

Teatro callejero japonés

 

Si venís a Tokyo, os recomendaríamos sin duda que pasarías el domingo por aquí.  Vais a descubrir que el japonés no es tan serio ni recatado como nos parece.

Takeshita Dori y alrededores

De camino cruzas por el famoso puente Jingu-bashi donde se encuentran los adolescentes disfrazados de diferentes personajes de series animes y videojuegos conocidos como Cosplayers.  También hay diferentes estilos y tribus urbanas que tienen el puente como lugar de reunión.

Cosplayer at Yoyogi Park
Pair of baby customer Yoyogi
Lolita en el parque Yoyogi

 

La calle Takeshita o Takeshita Dori es el lugar al que tienes que ir si quieres comprar indumentaria para pertenecer a cualquiera de los grupos de lo que hemos hablado arriba: Cosplayer, Lolita, etc,… Hay montones de tiendas ofreciéndote ropa, complementos, máscaras y demás artilugios que necesites para conseguir la imagen que buscas, además de maquillaje y otro tipo de tienda más tradicional.  Como podéis ver en la foto la calle está hasta arriba de gente, tanto locales como turistas de cualquier parte del mundo.

Takeshita Dori

Los alrededores están más tranquilos y se puede pasear viendo las tiendas y restaurantes.  Nosotros al final acabamos comiendo de pie en una hamburguesería en la que había sin exagerar ni un poco 5000 o 6000 personas.

Después estuvimos viendo a la gente pasar mientras entrábamos a algunas tiendas y disfrutábamos de sociedad tan distinta que dentro del caos es capaz de ser tan organizada.

Hombres en la calle Takeshita Dori

Lolita

Cruce de Shibuya

A unos 500 metros, esta uno de los cruces por donde pasan mas gente a diario del mundo, es el cruce de Shibuya.  Coinciden 6 estaciones de los diferentes metros de la ciudad y estiman que pasan por allí, mas de 1.000.000 de personas a  diario.  La siguiente foto la hicimos desde un pasillo de la estación de metro aunque dicen que las mejores se hacen desde un Starbucks (se ve en una foto más bajo).

Shibuya Crossing

Mari Carmen tuvo que arrastrarme de allí porque me quedé alucinado haciendo fotos y viendo pasar a miles de personas cada vez que el semáforo cambiaba de color.

Foto a pie de calle del cruce.

Shibuya a pie

Todos los edificios que rodean la plaza, están decorados con pantallas y neones, creando un ambiente único.

Plaza en Shibuya

Aquí encontrarás la famosa estatua de Hachiko. Un perro que iba todos los días a recoger a su dueño después del trabajo, este hombre murió sin volver y el animal estuvo años apareciendo por la estación a esperarlo.

Hachiko en Shibuya

Otro sitio interesante es Shibuya 109, que tiene 8 plantas, solo de ropa de mujer, para todos los gustos y colores, y ese es solo uno de los muchísimas tiendas que hay por la zona.  Es una zona llena de tiendas de moda, discos, cafeterías, restaurantes, etc…  He comprado muñecos de la guerra de las galaxias y un conector para el Macbook. Puede uno pasar muchas horas paseando y no parar de descubrir detalles que te llaman la atención.

Nos sentamos a tomarnos un té y fue la primera vez que vimos a unas muchachas que pertenecían a las Canguros por su forma de pintarse.

Canguro girls

Más canguros en Shibuya

 

Cenamos en un restaurante que estaba en alto en una barra con vistas a la calle y así no perdernos el bullicio.  Me atreví con un plato llamado Dorai que es arroz, champiñones, pollo y huevo.  Mari Carmen disfruto de una pizza y de postre nos comimos un trozo de tarta cada uno.

Arroz Dorai en Shibuya

Con la tontería casi perdemos el ultimo metro. Encima lo hemos cogido al revés, nos hemos tenido que bajar en la primera parada y subirnos rápidamente al que iba en dirección contraria.

Es posible que te interese nuestra entrada anterior: El tren en Japón

11 Comentarios
  1. 08/10/2007
  2. 08/10/2007
  3. 08/10/2007
  4. 08/10/2007
  5. 08/10/2007
  6. 08/10/2007
  7. 08/10/2007
  8. 08/10/2007
  9. 08/10/2007
  10. 08/10/2007
  11. 09/10/2007

Nos gustan los comentarios. :)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Para comentar acepta la política de privacidad.