Un fin de semana en Londres.

Éste es el cartel típico, que identifica las entradas del metro londinense.

Para poder aprovechar, un fin de semana en Londres de 4 días que hemos estado allí, es imprescindible hacer un uso intenso del mismo.

Existe una tarjeta que se llama Travel Card, que por 5,30 Libras permite usar tantas veces como quieras el Tube, si tenemos en cuenta que un solo viaje vale 4, es bastante rentable.

Llegamos a la capital del Reino Unido, y estábamos listos para empezar a caminar sobre las 16:00.

Hotel para un fin de semana en Londres

Tuvimos la suerte de reservar el hotel muy cerca de la estación de King´s Cross, que es una de las más populares, por que en ella se cruzan 5 lineas.

El nombre es Wardonia Hotel y nos costó 55 libras por noche.

Paseando, paseando, llegamos a la catedral de San Pablo, de donde es la foto de arriba. Aprovechando que estábamos por la zona de la city, vimos la Torre de Londres y el puente de la Torre, la foto esta debajo.

Como no era muy tarde, decidimos coger el metro e irnos a la famosa Picadilly Circus.

A mi personalmente, no me pareció muy espectacular, conociendo ya Time Square (Nueva York) y la plaza Shibuya (Tokyo).

Estuvimos paseando un rato, viendo el ambiente, pero el cansancio pudo con nosotros, así que cenamos en un restaurante indio y nos fuimos al hotel.

Camden Town

El Sábado por la mañana, nos fuimos a Camden Town, esta zona de la ciudad, fue la más sorprendente del viaje.

Camden Market, es la zona de la que nació el movimiento Punk en los 70 y donde las tribus urbanas se visten y encuentran.

Lo curioso, es pasar de tienda en tienda, con los diferentes tipos de música, entras en una que vendan cosas góticas, pues música de ese estilo, una de ropa electrónica pues chumba-chumba, y así una tras otra.

Hay una zona, que tiene un cartel enorme, que pone «THE CAMDEN MARKET», donde venden ropa, tipo hippie y camisetas graciosas, es muy muy divertida.

Cuando nos hartamos de esta zona, cogimos el metro hasta la zona de Covent Garden.

Alrededor del mercado, estaba plagado de artistas callejeros haciendo magia, pequeñas obras de teatro, perfomances de esos,…

Allí nos encontramos esta curiosa imagen, que no pude evitar de retratar.

Tenía muchas ganas de conocer Oxford y Regent Street (por culpa de Toni_power), así que nos dirigimos otra vez a Picadilly.

Picadilly Circus está unida a Oxford Street por Regent, esta calle hace una curva enorme rodeada de edificios, que tiene los bajos llenos de tiendas tipo Zara.

Al final de esta calle, esta el famoso Apple Store de Londres, que es uno de los mas grandes que he visto, entramos con la esperanza de ver algún Mac book Air, pero nos quedamos con las ganas.

Acabamos cenando en un Aberdeen, nos comimos unos chuletones bastante apañaos, el mio parecía una raqueta de padel.

Para mi, el Domingo tenía que ser de los mejores del viaje.

Fuimos al British Museum, la cueva de Ali Baba más grande del mundo.

En este museo, tienen todo los que los británicos han ido robando, desde la piedra Roseta (que la encontraron los franceses), todas las esculturas externas del Partenon griego, un montón de momias, sarcófagos, una barbaridad de piezas del palacio de Ptolomeo (padre de Alejandro Magno) y así podemos llenar páginas y páginas de texto.

Teníamos las expectativas muy, muy altas y en un principio, nos desilusionó un poco, lo que no quiere decir, que no sea uno de lo mejores museos que hemos visitado.

Después de 4 horas allí dentro, nos tuvimos que marchar para seguir la ruta.

La zona de Westminster, es donde esta lo típico, típico.

El parlamento con el Big Ben, la catedral y la abadía de Westminster, el London Eye (la noria), el Covent Hall, Downing Street (donde vive el primer ministro).

Como se nos hacía tarde, buscamos un lugar para comer, repuestos un poco del esfuerzo, continuamos nuestra visita londinense.

Estuvimos, intentando ver a la reina, pero la mujer no tuvo interes en vernos, nosotros por si decía que no habiamos ido, le hicimos una foto al palacio.

Este día terminó, paseando otra vez por la city y volviendo para cenar en un noodle bar cerca del hotel.

El Lunes, solo teníamos la mañana para hacer algo, antes de coger el avión de vuelta.

Como no teníamos claro, si Isa, si la segunda, se había enterado que habíamos estado en su casa, tiramos otra vez hacia Buckingham, a ver si nos hacia más caso.

Pero la gente, se enteró de que íbamos y había un montón esperándonos, como la mujer no podía estar con todos, mandó a un montón de soldados que nos saludaran por ella.

Y así fue como vimos el cambio de guardia de palacio de casualidad.

Antes de coger el avión, nos comimos un peazo de Brunch para terminar este fin de semana en Londres.

Como habéis leído, es posible disfrutar en poco días de esta gran ciudad.

Con 3 ó 4 días, conoces una gran ciudad que solo esta a dos y media de vuelo,y a precios muy baratos.  Y además podéis leer los que para nosotros son las 10 visitas que no puedes perderte en Londres.

 

16 Comentarios
  1. 31/01/2008
  2. 01/02/2008
  3. 03/02/2008
  4. 03/02/2008
  5. 05/02/2008
  6. 06/02/2008
  7. 06/02/2008
  8. 06/02/2008
  9. 07/02/2008
  10. 07/02/2008
  11. 08/02/2008
  12. 08/02/2008
  13. 08/02/2008
  14. 08/02/2008
  15. 07/06/2008
  16. 08/06/2008

Nos gustan los comentarios. :)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Para comentar acepta la política de privacidad.